jueves, 21 de enero de 2010

Rubén Darío: Poeta del Mundo, Procreación Nicaragüense.


No creo exista alguien que se diga ser admirador de la poesía, que no haya leído a Rubén Darío, pensar que un literato no conozca a Darío es como decir que un futbolista no conozca a Maradona o Pele, que un pintor no sepa de Da Vince o de Rembrandt. Y es que Rubén Darío es el príncipe de las letras castellanas, elogiado por muchos, rechazado por otros, pero siempre líder de un movimiento transformador e innovador.
Como negar que Rubén Darío dividiera la historia poética en dos eras; antes y después de Rubén, revolucionario de las formas, de los estilos, de las rimas, de los versos, siempre mejorando, modificando, creando y apropiándose de nuevos recursos para convertirlos en suyos.
Me llena de total orgullo y satisfacción el decir que por el corrió sangre pinolera, que fue mi amada tierra de lagos y volcanes la que le vio nacer y lamentablemente la que le vio morir, fue en estas tierras donde creció, donde vivió una feliz niñez, en donde se enamoro por primera vez y en donde fue nombrado el poeta niño. Pero sería una falta grave de mi parte negar que él fue un ciudadano del mundo, personaje bohemio, meditabundo, soñador, amante de todo lo bueno, del arte, de la naturaleza, y sobre todo de la mujer.
Que hablar de sus obras más representativas, Azul… Prosas Profanas, Cantos de Vida y Esperanza. Cada una de estas con sus historias, con sus propios escenarios, representado el estado emocional en que se encontraba y la madurez que iba adquiriendo con el paso del tiempo y a través de sus múltiples viajes, conoció tantos lugares que sería imposible tener una certeza absoluta de todos estos, pero he de mencionar países como: Argentina, Brasil, Chile, Cuba, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Italia que significaron un momento importante en su vida, No diré más porque soy consciente que hay estudiosas que saben mucho más que yo sobre estos temas, así que no deseo meterme en camisa de once varas como decimos aquí, pero simplemente quiero plasmar la admiración que tengo a él creador de versos tales como:
“Si la patria es pequeña uno grande la sueña”
“Cada palabra tiene un alma…”
“Juventud divino tesoro, ya te vas para no volver…”
“una estrella descendía fascinada y se torno flor de lis”
“…Mi maldita visión sentimental del mundo me aprieta el corazón…”
Y me detengo con esta enumeración porque si fuera por mí no termino, solo he de comentar que escribo estas líneas en tales fechas porque en Nicaragua se está celebrando el natalicio de tan preciado creador <de lo imposible, de lo imaginable>. Y es que no podía dejar de hacer mi pequeño y humilde homenaje al príncipe de las letras.
Que grande fuiste, que grande eres y que grande seguirás siendo Rubén.

3 comentarios:

  1. Estimad@ anónim@ no se si vuelvas a leer esto, pero me refiero a Leonardo Da Vince uno de los grandes del renacimiento, poeta, arquitecto y demás cosas que puedo mencionar, fue alguien multifacetico, un gran artista, el llamado GENIO

    ResponderEliminar

Buscar este blog